Yandex.Metrica

 

¿Crees en medio de momentos difíciles?

Abraham creyó que Dios podía hacer algo en su vida, tanto que caminó en obediencia para entregar lo que más amaba: a su hijo Isaac. Hay momentos en los que no tenemos una respuesta favorable de Dios y lo que nos queda es obedecer y creer a pesar de lo que estamos viviendo.

Es interesante cómo el árbol de olivo es citado en varias ocasiones en la Biblia y entre otras cosas es un gran ejemplo de la manera en la que podemos resistir en los tiempos difíciles.

Pero yo soy como un olivo que florece en la casa de Dios y siempre confiaré en su amor inagotable. Salmo 52:8

¿Quieres ser como el olivo?

El árbol de olivo verde tiene extensas y profundas raíces, por lo que se considera casi indestructible, aún si lo cortan puede que brote de nuevo. Sobrevive en sequías mientras otros mueren y a pesar de que no da fruto por un periodo y parece que el tronco es inservible, cuando llega la lluvia, los olivos que parecían muertos reviven y producen aceitunas de nuevo cada año. Así pueden hacerlo durante siglos, por lo que se dice que son “inmortales”.

El olivo necesita un ambiente específico, una tierra aireada para respirar lejos de malas hierbas o vegetación dañina. Cuando llega a su madurez, los troncos jóvenes que crecen alrededor del tronco principal dan fruto gracias a la fortaleza del tronco mayor. El fruto tiene tantos usos que el lugar donde se halla es considerado una buena tierra.

Cree

Crecer y dar fruto requiere de un tiempo, allí nada parece provechoso, al contrario es un tiempo de silencio, tal vez en el que nadie reconozca tu labor, te sientas juzgado o tengas que renunciar a lo que más amas. Cree en medio de la prueba y el resultado será multiplicado, abundante y reconocido por Dios.

“Porque existe esperanza hasta para un árbol —dijo Job—. Si es cortado, todavía brota de nuevo.” (Job 14:7.)